Retro entre amigos – Episodio 5×10

Hola a todos amigos. ¡Bienvenidos al caluroso Verano que apunta a tostarnos por dentro y por fuera! Arrancamos con programa Estival y de tres horas y media de largo. Parece que habia suficiente aire acondicionado para resistir.

En esta ocasión, el tema de portada que nos ocupa es el de las Retro Reparaciones en el que todos los retro amigos contarán sus experiencias reparando y dejando reparar sus vetustos equipos.

En la sección Misterios de 8 bits y menos, el amigo McLeod_Ideafix nos hablará de un fantastico complilador para Spectrum de factura española y algunas cosillas sobre el Spectrum NEXT. Imsai nos acercará en esta ocasión un juego para Amstrad que nos ha dejado sorprendidos, se trata de El Tesoro Perdido de Cuauhtemoc. ¡Lo vamos a probar durante este mes que tiene muy buena pinta!

Cartas en el tiempo, bla bla bla sin censuras, quejas de los oyentes, defensa de los mismos y, en general, mucho retro y mucha opinión viejuna y un tanto curtida para estas tardes de Verano que, lo unico que hacen es recordarnos aquellos Veranos sin fin de nuestra juventud.

Espero que lo disfruteis tanto como lo hemos hecho nosotros al grabarlo. ¡Nos vemos en la piscina!

5 Responses to Retro entre amigos – Episodio 5×10

  1. avatar Boriel dice:

    Me ha sorprendido gratamente que hablaran de ZX Basic. Muchas gracias! :)
    El enlace al compilador, para quien interese es:

    La wiki: http://zxbasic.net
    Allí hay versiones de descarga, etc.
    El código se puede ver en: https://bitbucket.org/zxbasic/zxbasic

    Por si a alguien le interesa.
    Saludos, y enhorabuena por el podcast.
    Me parece muy divertido! :D

  2. avatar Dredg80 dice:

    Buenas tardes,
    Enhorabuena por este programón… yo tendría mil anecdotas de recreativos. Solía frecuentar el recreativo cercano al campo del Malaka, un antro de los de antaño, donde se juntaba la creme de la creme de barrios como Portada Alta (mi barrio), Carranque y Nueva Malaga.
    Por suerte debajo de mi casa pusieron una hamburguesería donde pude disfrutar de unos cuantos clasicos como eran The New Zeland Story también llamado el Pollito, Street Fighter I, etc…
    Por otro lado y hablando de reparar o modding, en el retropixel vi una atari 2600JR con salida de video RCA. Yo tengo un atari 2600JR con el sintonizador averiado, teneís algún tutorial para poder hacerle la modificación de video??
    Un Abrazo para todos

  3. avatar Santi dice:

    ¡Hola chavales!

    Enhorabuena y gracias por el programa. Quería opinar del asunto de la melodía de “Misterios de 8 bits”, pues estoy completamente de acuerdo con el oyente que ha mencionado que el desasosiego que produce la melodía de fondo de Expediente X le impide escuchar la sección. Es algo que siempre he tenido en mente pero que no sabía definir hasta que este oyente ha puesto el dedo en la llaga.

    Como melodía alternativa sugiero la pieza “Waiting for Cousteau”, de Jean Michel Jarre. Es una pieza de música ambiental, tranquila, sugerente y con un toque de misterio pues su inspiración hace referencia a las profundidades marinas.

    Un abrazo a todos y disfrutad del verano

  4. avatar falvarez dice:

    ¡Buenas, retroamigos!

    Qué recuerdos me habéis traído hablando de los recreativos de Torremolinos.

    En realidad no estaban en la Calle San Miguel, sino en la Plaza Costa del Sol, justo al lado del McDonalds. Por cierto, que ese McDonalds tiene cierta historia. Aunque ahora ya hay muchos más restaurantes de esa cadena y de la competencia, durante muchos años era el único existente por la zona. Si estabas en la playa tenías que subir hasta el pueblo a por una hamburguesa. Posteriormente ha estado muchos años cerrado, hasta que el año pasado lo volvieron a abrir.

    Respecto a los recreativos, efectivamente eran “cremita”. Ahí podías encontrar las mejores máquinas. De todas formas, yo por aquella época era un niño y no subía a Torremolinos solo sin mis padres. Por eso frecuentaba más los recreativos que había en la zona comercial de Playamar, cuyo propietario era el pescadero de al lado, de la Pescadería San Pancracio. Allí las máquinas eran casi todas genéricas y muchos de los juegos, bootlegs, pero en aquella época uno no era muy exquisito. También tengo grandes recuerdos de la zona infantil del paseo marítimo del Bajondillo, justo enfrente de la Casa de los Navajas, donde había y sigue habiendo un mini golf y un puñado de recreativas. En aquella época era un asiduo al Out Run (con su cabinet grande con movimiento) gracias a la financiación de mis padres y mis abuelos, porque la máquina costaba sus veinte duros.

    Para terminar con la batallita de los recreativos, en el programa hablabais de los billares y el ping pong. Cuando compré mi recreativa en un local de Alcalá de Henares, el dueño me contó cómo su padre abrió el local con futbolines, billares y ping pong. Tuvo su época álgida de máquinas arcade y, en el momento que yo fui a por mi máquina, porque las estaba saldando (creo que era el año 2002 o así), estaba volviendo a los orígenes, ya que a las arcade no jugaba nadie. También me contó que el problema del negocio no era solo que la gente no quisiera jugar, sino a los altos costes debidos a impuestos y otros temas relacionados.

    Hala, vaya parrafada me he soltado. :-)

    ¡Un fuerte abrazo y feliz verano!

    PS: ¿Alguno de vosotros conocía los bazares de indios de la Calle San Miguel y aldeaños? Allí me regalaron un par de maquinitas Game & Watch y algún que otro juego de Gameboy. Seguro que cuando los cerraron fue una buena oportunidad para pillar material de saldo, del tipo que comentaba Ckultur de aquel almacén del polígono.

  5. avatar princemegahit dice:

    Buenas chicos.
    En la sección “Cartas en el tiempo” leeis una carta de la revista Atari Fan nº 1. Siendo justos, hay que decir, que esta revista tuvo anteriormente, un nº 0, por lo que quizás, no sea una carta del lector, tan inventada como podria parecer en un primer momento.
    Sobre los recreativos, y la oscuridad, pienso que la falta de iluminación o bien era por no gastar o porque ya todo el mundo relacionaba ese tipo de iluminación con los arcades, o porque quizás, así a oscuras, las máquinas encendidas incitaban más a jugar, pero no relacionaria la iluminación con la peligrosidad del “garito” o el antro.
    Yo me he encontrado con locales oscuros bastante más recomendables que otros mejor iluminados, donde ya te advertia todo el mundo que no fueras a sus lavabos. Y efectivamente, tenian razón, una tarde le atracaron a un amigo mio y se quedó sin las mil pelas que tenia para jugar. Los demás ya estábamos más pelados que las ratas, así que nos quedamos el resto de la tarde mirando como un tio se batia contra la máquina del Tecmo World Cup y… SPOILER ALERT: viendo como al final, los jugadores lo celebraban y caía del cielo, en mitad del campo, un copón (literalmente) de campeonato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *